Haz clic aquí para volver a la página de inicio
castillocabecera


LA TORRE DE LA POLVORA


Torre de la Pólvora

Vestigios de la Torre de la Pólvora.
Plaza del Puente. (Alicante)

Se trata de una de las edificaciones más antiguas de la ciudad de Alicante de la que, tan sólo, se conserva su base poligonal con unas pocas hiladas de su sillería. Se desconoce cual pudo ser su forma original y también cual era su función. Los cronistas coinciden en que se trataba de una obra de la época romana y un par de toros labrados en piedra coronaban esta torre.

Con el tiempo, pasaría a desempeñar funciones de almacenaje de armamento y explosivos de ahí, que fuera conocida por el vulgo como "Torre de la Pólvora". Hoy en día aún podemos apreciar, en la actual Plaza del Puente, estos antiquísimos vestigios.

Rafael Viravens, en su crónica de Alicante, se refiere a ella en los siguientes términos:

"El poco interés de nuestros mayores por guardar esos monumentos del esplendor y grandeza de nuestro pasado, hizo que se perdieran muchas obras del arte, respetadas por las invasiones bárbaras que en más de una ocasión sufrieron estas tierras. Hasta principios del siglo XVIII, sin embargo, se conservó una torre que se levantaba al lado de la puerta que llamamos de "Ferrisa". La antigüedad de este edificio debió remontarse al tiempo de los romanos, pues se veía coronada por dos toros dorados; signos que aquellos acostumbraban poner en sus fortalezas, para demostrar así el predominio de Italia en las poblaciones por ellos habitadas.

Los toros á que nos referimos estuvieron en esta torre colocados de tal suerte, que estaban como mirando al punto donde situamos á Illice, hasta que fue destinada aquella á depósito de pólvora. Entonces, temiendo nuestros antepasados que el enorme peso que sobre la misma gravitaba produjese su demolición causando estragos, dispusieron bajar las estatuas dejándolas junto a la torre, hasta que un caballero, llamado Mirambel, rico propietario de Monforte, viendo que el Magistrado de Alicante tenía abandonadas aquellas joyas del arte y de la antigüedad, las trasladó al citado pueblo colocándolas á los lados de la escalera ó subida á la Iglesia, donde estuvieron hasta el siglo pasado, conservando vestigios de su dorado."

(Crónica de Alicante de Rafael Viravens)



Jesús García Mulet.