Haz clic aquí para volver a la página de inicio
castillocabecera


PROYECTO DE LIMPIEZA DEL ALCANTARILLADO EN ALICANTE


Pozos de Garrigós

Uno de los aljibes de los Pozos de Garrigós

Uno de los problemas más acuciantes en la época higienista en Alicante, fue la limpieza del alcantarillado de la ciudad. La desinfección y limpieza del alcantarillado llenando los Pozos de Garrigós con agua del mar fue uno de los extraños proyectos que nunca llegaron a realizarse. La corriente higienista de finales del S.XIX también llega a Alicante coincidiendo con el "Ensanche" de la Ciudad y con el inicio de nuestra oferta turística como "Estación Invernal". Los proyectos de mejora y lucha contra la insalubridad se sucedían y el ingenio se agudizaba en la búsqueda de nuevas propuestas para la mejora del aspecto, higiene y salud de la ciudad.

El Dr. Esteban Sanchez Santana en su obra "Residencia Invernal de Alicante" en el año 1.889 iba a proponer otro curioso e inédito proyecto cuyo fin sería la limpieza y desinfección de la red de alcantarillado de Alicante. La idea también era un tanto rocambolesca y se trataba de elevar mecánicamente el agua del mar hasta una altura suficiente como para dejarla luego caer, por la fuerza de la gravedad, por el circuito interno del alcantarillado.

El Dr. Sanchez Santana propondría este curioso proyecto que, al final, tampoco llegaría a realizarse: Se trataba de elevar el agua del mar con bombas hasta llenar los Pozos de Garrigós, en la actual Plaza del Puente y, de allí, dejarla caer a través de conductos hacia puntos concretos del alcantarillado. La presión con la que discurriría la corriente de agua originada, arrastraría todas las inmundicias acumuladas en las alcantarillas hata desembocar nuevamente en el mar.

"Hay que elevar el agua del mar por medio de una bomba movida por el vapor, situada cerca de los depósitos de agua (hoy sin utilizar) existentes en las vertientes de Santa Bárbara y llamados de Garrigós, hasta verterla en ellos. Una fuerza de cuatro caballos, bastará para el objeto . Como la altura á que están situados estos depósitos es más que suficiente para nuestro objeto, por medio de un conducto, se llevaría el agua hasta hacerla derramar en puntos á propósito del alcantarillado; y como en aquellos pozos cabe gran cantidad y la elevación es bastante; la presión que tendrían estas aguas en el alcantarillado, sería más que la necesaria para conseguir su limpieza." … "El desagüe de todas las inmundicias que se arrastran por el alcantarillado, se hace, como dejamos dicho, en el puerto y en las playas del Babel y Postiguet. En estos dos últimos puntos, y particularmente en el primero, se efectua muy cerca de la población. En el puerto, tienen lugar en un sitio donde generalmente se establece el paseo de verano. Precisa por lo anti-higiénico, hacer desaparecer este obstáculo para la salubridad de Alicante. Para ello, no vemos otro remedio que construir una alcantarilla de gran capacidad, que partiendo de en frente del paseo llamado de Ruiz de Corbalán(*), se extienda por la carretera, recibiendo todas las afluentes que bajen por las calles que desembocan en la Explanada y conduzca todos estos materiales hasta un punto lejano de la playa del Babel, suficientemente apartado del barrio de Benalúa."


Por suerte. este proyecto tampoco llegaría a realizarse y quizá, gracias a ello, se hayan podido conservar y así llegar a poder rehabilitar dichos Pozos para disfrute de los ciudadanos y como lugar de atracción para nuestros visitantes.


(*)El citado paseo de Ruiz de Corbalán es el actual Paseo de Ramiro.



Jesús García Mulet.