Haz clic aquí para volver a la página de inicio
castillocabecera


EL FARO PROVISIONAL DE ALICANTE.


Faro provisional de Alicante

El Faro Provisional de Alicante.

El faro proyectado por el arquitecto Elias Aquino se construyó con la idea de cumplir dos objetivos; evitar que los buques encallaran o se estrellaran contra el muelle de la ciudad y, por otro lado, advertir a los navegantes del peligro que representaba la Isla Plana o de Tabarca. Para ello, era preciso que la luz del faro, fuera visible al menos 5 millas más allá de dicha isla por lo que, para satisfacer esta condición, se precisaba que la luz alcanzase 15 millas para los barcos menores, lo cual exigía su colocación, como mínimo, a 108 pies de altura sobre el piso del muelle.

La obra consistía en un sencillo armazón de madera, parecido al esqueleto de una columna, y empotrado en una base de obra de 30 pies de altura. Desde aquí hasta el arranque de las "cartelas" que sostienen el balconcillo que figura el capitel, hay 60 pies y, luego, otros 30 pies más hasta le remate. Así, la altura total del faro era de 120 pies contando desde el piso del muelle.

El faro tenía forma hexagonal, tanto la base de obra como la estructura de madera, exceptuando la chimenea que era cónica. La base hexagonal de obra constaba de 2 cuerpos. El inferior, de mayor superficie, estaba dividida en 6 compartimentos de los cuales, 2 servían para entrada y habitación del torrero, 2 para el cuerpo de guardia de la batería que le antecede y los otros 2 restantes compartimentos, para el servicio del comercio. Elias Aquino, describe en la memoria los detalles de la base de obra:

"…Los muros están unidos por arcos, sobre los cuales descansa el segundo cuerpo de la base de obra. El lado del hexágono exterior es de 24 pies. La altura de los muros de fachada de 15, y la der la cubierta de 3; de modo que resultan 18 pies hasta el segundo cuerpo. Este tiene 6 pies, y otros 6 la escocia que lo une con el fuste de la columna. Las esquinas, zócalos, gradas, cornisas, jambas y boquillas de los arcos exteriores, son de cantería; los arcos interiores y los tabiques, de ladrillo, y el resto de mampostería; sentado todo sobre un cimiento hecho de mezcla hidráulica artificial. El segundo cuerpo lleva claraboyas de medio punto, que hacen juego con los arcos de las puertas: estos tienen rejas y vidrieras, y aquellas solo vidrieras. Esta parte del Faro es sin duda contraria a la idea de provisional; pero á mas de ser necesaria, está hecha para que cuando el muelle se haya terminado ó convenga mudar la luz sirva para alguna de las dependencias del puerto."

Continua Elias Aquino, argumentando su proyecto en cuanto a que presente la menor superficie expuesta a la acción del viento así como de la relación de calidad/coste del material a emplear y el sistema para enlace y sujeción de los tablones de madera con el fin de dar la máxima solidez a la estructura, teniendo en cuenta que se está hablando de una construcción provisional. Por una escalerilla se ascendía a cada uno de los pisos de la estructura, todo de madera hasta llagar al final de los puntales donde...

"… se colocó otro hexágono que sirve como ceño y donde arrancan las cartelas atornilladas al larguero vertical. Esta parte que sobresale, forma la garita del guarda, por eso va cerrada; pero tiene su puerta de salida al balconcillo para poder limpiar los cristales y ventanillas de corredera en todos frentes."

Desde la garita del guardia, se accede a la linterna mediante una escotilla y desde aquí hacia arriba, ya no hay madera. La linterna está cerrada con cristalera elaborada en una fábrica de Cartagena y la chimenea tiene respiraderos laterales para evitar que penetre el agua de lluvia. El pedestal que sirve de base al aparato es cuadrangular y está forrado de latón. En el interior de dicho pedestal se guarda un quinqué de reserva y el resto de utensilios. Tenemos una imagen bastante aproximada de cómo era, a través de algún que otro grabado de la época pero ¿qué color tenía el faro de Alicante del siglo XIX? Según la memoria del proyecto de Elias Aquino:

Recreación del Faro Provisional de Alicante

Recreación del
Faro Provisional de Alicante.

"La cúpula, la garita del guarda, la escocia, la cubierta y las puertas, se pintaron de bermellón (rojo); los hierros de negro: lo demás de albayalde (blanco), excepto las colas de milano que unen los tablones, que lo fueron de su color (madera de encina); de modo que todo el sistema de construcción queda aparente."

El presupuesto de la obra, incluido el aparato catadióptrico de 4º orden y horizonte completo, ascendió a 58.622,24 reales y con tan poco coste, ha estado evitando durante diez años y medio (1-10-1842) los embates de los fuertes temporales que se produjeron y que llegaron a arrancar árboles, derribar chimeneas e incluso volcar buques y galeras, resultando indemne este faro. Su construcción se realizó pensando también en aprovechar parte del material empleado así, la base de obra que sustenta la estructura del faro, se dejará para que sirva como dependencias del puerto. En cuanto a la madera empleada en su fabricación, se podrá aprovechar para otras construcciones y, como última opción, se emplearía para alimentar la luz del cabo de la Huerta.



Jesús García Mulet.